Entradas destacadas

Tres enemigos de la vida erótica en pareja

 

 

Con el paso del tiempo no es infrecuente que las parejas sientan que se va perdiendo el aspecto pasional de la relación. Hay amor, lealtad, cuidados, confianza, compromiso y otras muchas virtudes deseables que juegan a favor de continuar y valorar de forma positiva ese vínculo.

 

Si embargo, la vida sexual, erótica y sensual decae. ¿Por qué?

 

 

 

Hay diversos enemigos para la buena marcha de la vida erótica de una pareja, más aún si es de larga duración. Tres de estos enemigos habituales son: la rutina, el estrés y la falta de comunicación en la esfera de lo erótico y lo sexual.

 

La rutina

 

En las parejas de larga duración, la novedad y el descubrimiento de lo desconocido del otro miembro de la pareja suele formar parte del pasado. Además, con el tiempo, el deseo de innovar y sorprender también disminuye. La relación sexual se convierte en algo rutinario y se toma por costumbre repetir el mismo itinerario de caricias en cada encuentro sexual.

 

El erotismo y la sensualidad fuera de la relación sexual también decae. Ello potencia el aburrimiento y la falta de deseo, además de esa desagradable sensación de poder predecir qué viene a cada instante. Repetir siempre lo mismo, aburre; salvo en algunas contadas excepciones en las que la pareja siente seguridad, ya que se sumerge en aquellas prácticas seguras que le funcionan.

 

Qué puedo hacer para acabar con la rutina

 

En primer lugar aceptar que hay rutina y tomar el firme compromiso con tu pareja de cambiar esa situación. Siempre es cosa de dos.

 

Hay diversas fuentes de inspiración que pueden aportar una gran variedad de novedades e ideas para desrutinizarse. En esta línea, los juegos de mesa eróticos son una fuente de inspiración sorprendente, variada y novedosa, además de excitante y sugerente que puede ayudarte en el camino de tu crecimiento erótico en pareja.

 

Además, si la comunicación en el ámbito de lo erótico es escasa o difícil, o nunca ha sido vuestro fuerte, estos juegos os ayudarán a romper el hielo.

 

En el mercado de la juguetería erótica encontrarás una enorme variedad. Hay juegos de mesa de cartas, de tablero, con dados, de preguntas, BDSM… Sin duda, más allá de las fronteras de tu casa hay una alternativa atractiva esperando para entrar en tu vida.

 

 

Otro de los grandes adversarios de la rutina son las sensaciones táctiles nuevas, y los anillos para el pene  te ofrecen un mundo de sensaciones para cumplir este propósito.

 

Hay anillos con vibración y sin ella. Los que tienen vibración, además de contribuir a unas erecciones más prolongadas, aportan una estimulación extra para ambos aumentando la excitación y la calidad de los orgasmos.
 

Muchos de estos anillos están fabricados con materiales flexibles y ajustables, otros son de silicona o bien de materiales más rígidos. En este último caso, necesitarás conocer tu talla. La buena noticia es que cuentas con una amplia gama para elegir tu mejor opción.

 

Si te decides a probar estos anillos -quizás ya los conozcas a fondo- ten en cuenta que hay unas recomendaciones para su uso seguro:

 

  • úsalo con un lubricante de base acuosa para facilitar su inserción de manera cómoda

  • sácalo de inmediato si notas dolor, y antes de eyacular para que la eyaculación sea fluida

  • y no lo uses durante un tiempo prolongado, no más de 20 minutos seguidos.

 

Llegados a este punto, solo me queda desearte buenas vibraciones para acabar con tu rutina erótica cuando llegue a tu vida.

 

El estrés

 

El estrés forma parte de diversos periodos de nuestra vida. Nadie está a salvo de ello. Sin embargo, los cambios que provoca el estrés en nuestro organismo pueden influir en nuestra respuesta sexual.

 

El estrés puede interferir en el deseo, en los niveles de excitación, en la calidad del orgasmo y en la valoración de la satisfacción percibida que haremos al terminar el encuentro erótico.

 

 

Además, algunas personas, cuando pasan por un periodo de estrés utilizan las prácticas sexuales -ya sea en pareja o con autoestimulación en solitario- para desestresarse o evadirse de los problemas cotidianos, para dormir mejor y combatir el insomnio, o para entretenerse cuando están aburridos.

 

Hay a quien esto le va bien para la función que le ha otorgado, pero no suele ser a coste cero, pues no es infrecuente acabar asociando la experiencia sexual a resultados menos satisfactorios o placenteros, lo que no ayudará a medio plazo a vivir la experiencia sexual en su plenitud.

 

Si bien este modo de evasión puede ser beneficioso si se emplea de forma esporádica, cuando se convierte en una costumbre, o incluso en una necesidad, en algunos casos el efecto será una disminución del placer sexual. Por ello, es aconsejable emprender una actividad sexual sin fines relacionados con la disminución del estrés ni para combatir el insomnio o el aburrimiento. Estas pueden ser las consecuencias, sin duda, pero no el fin que nos impulse. Es más recomendable buscar soluciones alternativas a las dificultades anteriores y dejar el placer sexual para eso mismo, el placer sexual.

 

Qué puedo hacer para disminuir los efectos del estrés en mi vida erótica

 

Por supuesto cualquier modo de desestresarse es bienvenido: deporte, meditación, un paseo por la naturaleza, tejer un jersey, hacer un puzzle… Aunque, para rizar el rizo, lo ideal es desestresarse con toques eróticos en un mágico dos por uno; por tanto, un masaje erótico y sensual será un modo seductor de calmarte en la mejor compañía.

 

Un masaje suele ser una actividad relajante. Si además puedes combinarlo con el deleite del olfato y los diferentes matices sugerentes de tu sentido del tacto con aceites suaves, perfumados y resbaladizos, la experiencia será más placentera aún. Aunque esta propuesta es solo una opción de la infinidad ingeniosa a tu alcance que pueden proporcionarte los kits de masaje erótico.

 

Imagina que te rodean sensuales velas para masaje, traviesos lubricantes con sensaciones de efecto calor o sabores, delicadas plumas suaves para rozar tu piel, atrevidos masajeadores indiscretos y mucho más para una experiencia sensual tan erotizante como relajante.

 

En definitiva, el kit de masaje traerá a tu vida un mundo sensorial relajante, sensual y erótico, y entrarás al deseo y a la relajación por la puerta de los sentidos. Podrás abandonarte y fluir en la sensualidad del olfato, del gusto, del tacto, del oído y de la vista.

 

Quizás éste sea el próximo regalo que hagas a tu pareja.

 

La comunicación erótica

 

La comunicación erótica es un arte. Por cierto, complejo. En contrapartida, la falta de esta comunicación dificulta la buena marcha de la vida erótica de una pareja.

 

 

La creencia de que mi pareja, si me quiere, sabrá qué es lo que deseo y me dará lo que necesito sólo pondrá palos en las ruedas de nuestra satisfacción erótica y es, además, una gran falacia. El ser humano no tiene la capacidad de leer la mente del otro y, como dice el refrán, sobre gustos no hay nada escrito.

 

Lamentablemente, esta convicción tan arraigada genera frustración, desconcierto y, en el peor de los casos, la sensación de que algo no funciona en la relación. La comunicación hábil, excitante y fluida es esencial para evitar los estragos que provoca esta creencia nada inofensiva.

 

Por otro lado, muchas parejas sienten vergüenza o pudor a la hora de expresar sus deseos más íntimos. Aunque vivimos en una época en que parece que la libertad sexual es un hecho, o incluso la ley, de momento la normalidad y el también arraigado deseo de ser normal, merma nuestra espontaneidad comunicativa. Hay miedo a ser juzgado y a herir la sensibilidad del otro a la hora de comunicar a nuestra pareja qué nos gusta y qué no.

 

Algunas personas sólo compartirán los deseos aceptados en la sociedad en la que viven, y pasarán por experiencias que no desean por temor a decirle al otro:  “Esto no me gusta”.

 

La presión de ser normal puede llevarnos a realizar prácticas en contra de nuestra voluntad. Aunque consintamos, en nuestro fuero interno hay una resistencia, una sensación desagradable, un desinterés por determinadas prácticas de nuestro repertorio erótico. Y es genial que así sea, el problema es ignorarlo para ser normal, para conservar nuestra relación afectiva o para evitar problemas. Por ello, el valor de decir no y de plantear las propias apetencias y deseos también es uno de los ingredientes fundamentales de una comunicación erótica eficaz.

 

La comunicación erótica fluida, libre, seductora, excitante y genuina, nos abre un horizonte de crecimiento erótico que nos guía a explorar nuevas fronteras, siempre desde el disfrute y nunca desde la obligación ni los deberes.

 

No solo se trata de palabras o de hablar, que ciertamente es parte esencial de esta comunicación, sino también de esa sugerente comunicación no verbal que nos conecta con la seducción, la atracción, la manifestación del deseo y que puede ser muy excitante.

 

En nuestra vida erótica, al margen del imperativo de la normalidad, lo que importa es recordar que, ante la libertad de proponer, está la libertad de embarcarse en la aventura propuesta, o no. Por eso mismo, mi última sugerencia de hoy es ésta: Experimenta cómo se siente conversar de sexo, erotismo y sensualidad con tu pareja desde esta perspectiva de libertad. Y a ratos, sin palabras.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Tres enemigos de la vida erótica en pareja

September 8, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

December 20, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

Psicóloga General Sanitaria  y sexóloga

Plaza Gal.la Placídia 8-10, Barcelona