Celos en pareja  

La infidelidad es un fenómeno doloroso que conlleva la pérdida de confianza en la pareja, un proceso de duelo y una perturbación significativa del sistema de apego, lo que puede contribuir al deterioro de la relación e incluso a su ruptura.

Es también un signo de alerta y una motivación para comprender qué está ocurriendo en la relación.

Qué favorece la infidelidad

Entre las diversas causas y motivos para buscar una relación sexual o afectiva con una tercera persona  se encuentran los siguientes:

 

  • Distanciamiento emocional y falta de intimidad con la pareja

  • Problemas en la comunicación

  • Rutina

  • Una vida sexual insatisfactoria

  • Búsqueda de aprobación o de reconocimiento del atractivo personal

  • Actitudes y creencias personales hacia la infidelidad

  • Patrón interno de apego inseguro

  • El deseo de novedad erótica

  • Baja autoestima

  • Miedo al compromiso

  • Eludir una depresión

  • Embarazo y nacimiento de un hijo

  • El deseo de iniciar una relación con un tercero

  • Acontecimientos críticos (fallecimiento de un ser querido, pérdida del trabajo...)

  • Relaciones de poder y control nocivas entre ambos

  • Porque no se desea obtener de la pareja todo lo que se necesita

  • Un nuevo enamoramiento

  • Oportunidades...

Sentimientos

Si estás pasando por una situación de infidelidad puedes tener una gran variedad de emociones y sentimientos:

  • Rabia

  • Tristeza

  • Culpa

  • Ansiedad

  • Confusión

  • Sentimiento de pérdida de tu valía

  • La sensación de que algo ha muerto en tí

  • Desconfianza

  • Miedo al abandono, a las pérdidas que temes

  • Inseguridad

  • Desprotección

  • Desesperanza

  • Sentimiento de injusticia y de traición del pacto de fidelidad que tenías con tu pareja

  • ...

Crecimiento en pareja
Si bien el descubrimiento de la infidelidad implica una gran carga emocional y un sufrimiento intenso, brinda la oportunidad de un crecimiento personal y una mejora de la relación afectiva en aquellas parejas que desean y están comprometidas con el objetivo de reparar significativamente la relación y favorecer su crecimiento.

Ideas

Perdonar o no perdonar

Este es uno de los dilemas que la pareja afrontará en algún momento de su crisis. Sin embargo, muchas veces no basta con desearlo sino que este perdón llega tras un camino de cambio, de expresión de sentimientos  y de reformulación y reconstrucción del significado de la relación.

Recordar o eludir la situación

Algunas personas intentan no recordar el suceso y vivir como si no hubiera ocurrido. Para ello, evitan lugares que frecuentaban con su pareja, dejan de quedar con amigos comunes o practicar actividades gratificantes, lo que acarrea un empobrecimiento vital que empeora el estado de ánimo.

En el otro extremo, la persona puede quedar enganchada de forma obsesiva en el recuerdo y preguntarse qué hizo mal y estar en continua vigilancia de su pareja para comprobar que no hay una nueva infidelidad. Esta dinámica genera un estado de ansiedad intenso que merma la calidad de vida y deteriora aún más la relación.

Si bien son dos  tipos de reacción habitual, no contribuyen a superar la crisis, recuperar el bienestar personal ni reconstruir la relación o iniciar una nueva vida.

Si necesitas ayuda,
consulta a un profesional. No dejes crecer tu malestar.

Psicóloga General Sanitaria  y sexóloga

Plaza Gal.la Placídia 8-10, Barcelona